Contra la crisis…liderazgo | José Manuel Casado

Contra la crisis…liderazgo

La necesidad de contar con auténticos líderes empresariales no ha sido nunca tan acuciante como en la segunda década de este de siglo. El mundo desarrollado está inundado de problemas y padece una gran falta de talento directivo que sea capaz de combinar los retos de la globalización y el avance de las nuevas tecnologías con una -cada vez más- necesitada cultura emprendedora. Estamos ante una nueva situación de transformación radical en la forma de operar y hacer negocio, en la que la imaginación de las personas y especialmente la de los directivos resulta determinante para ganar un futuro, del que apenas sabemos que será distinto al pasado.

El optimismo casi desenfrenado que caracterizó a la década de los noventa del siglo pasado, en la que parecía que todos los caminos conducían al éxito, ha desaparecido. El aterrizaje en la realidad comenzó con la ralentización económica -o incluso crisis- acaecida el cambiar el siglo, agravada por los terribles acontecimientos del 11 de septiembre de 2001; sus efectos en los Estados Unidos y en todo el mundo seguirán presentes durante bastante tiempo. La ruptura de expectativas, el hundimiento de muchas de las llamadas dot.com, el cuestionamiento de la nueva economía y algunos casos relevantes de abusos manifiestos en la gestión empresarial unidos a la debacle de la crisis iniciado por las subprime y que ha cristalizado en una crisis parece ser más estructural que coyuntural, han sido otros tantos jalones en este camino de incertidumbre en el que se encuentra la economía mundial. En este contexto, las  cualidades directivas son y serán cada vez más importantes para predecir lo qué es y será el mundo de los negocios

Además, para añadir mayor complejidad al panorama, la mayoría de los expertos asegura que, en esta época de trascendentales cambios que vivimos, muy pocas de las   personas que están ocupando puestos de responsabilidad pueden ser consideradas como auténticos líderes, estos es, individuos capaces de transformar y crear contextos organizativos retadores y atractivos. La mayoría son más bien gestores, jefes que mantienen, reproducen, conservan y responden con soluciones viejas a problemas nuevos. John Kotter ha llegado a decir  que “no se puede dirigir empresas del siglo XXI con estructuras del siglo XX y directivos del siglo XIX”, en clara alusión a este terrible déficit que padece el mundo de las organizaciones.

José Manuel Casado González

Presidente de 2.C Consulting

Sin comentarios | Leído 65 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*